Patatas Hasselback con mantequilla vegana

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pocket
patatas Hasselback con mantequilla vegana

Hoy vamos a preparar patatas Hasselback con mantequilla vegana. Las patatas Hasselback son originarias de Suecia. En su versión tradicional llevan solamente mantequilla, sal y pimienta. Al derretirse la mantequilla en el horno, se funde entre los cortes de las patatas dándole una textura suave y tierna en su interior. Yo he cambiado un poco la receta, he añadido hierbas aromáticas, ajo y aceite de oliva y el resultado no podría haber sido mejor. ¡Deliciosas! Os animo a probarlas, son fáciles de preparar y una forma diferente de comer patatas. 

[printfriendly]

Patatas Hasselback con mantequilla vegana

Preparación

xx

Tiempo de cocción

xx

Porciones

xx

Ingredientes

Método para preparar patatas Hasselback con mantequilla vegana

1 verde olivia

Lavamos bien las patatas, cepillándolas para eliminar la tierra, suciedad, etc. Las secamos bien.

2 verde olivia

Procedemos a cortarlas para que nos queden laminadas pero enteras. Para ello hay varias formas de hacerlo. Podemos utilizar unos palillos chinos poniendo la patata en una tabla de madera y los palillos a los lados. A continuación cortaremos a lo ancho la patata en finas lonchas (5 mm de ancho) y al llegar abajo, topará con el palillo chino y frenará el corte de la patata del todo. Otra forma de hacerlo es poniendo la patata sobre una cuchara de madera curvada. El borde de ésta frenará el cuchillo y os quedarán perfectas. Yo he probado las dos maneras y la cuchara me parece más sencilla y rápida pero cada uno como le vaya mejor.

3 verde olivia

Ahora pelamos los ajos y los metemos en un mortero. Lavamos y secamos las hierbas aromáticas, podeis poner lo que más os guste, el orégano fresco le va muy bien también, cebollino, estragón…. Machacamos todo en el mortero y añadimos sal y pimienta y el aceite. Unas 4 cucharadas soperas más o menos. Calculad la cantidad dependiendo del tamaño de las patatas. Vamos insertando un poquito de nuestra mezcla entre las láminas de patatas. Yo he puesto una pequeña nuez de margarina vegana encima de cada patata para darle más sabor, al fin y al cabo la margarina suaviza mucho el interior de la patata al caer derretida entre las láminas de ésta aporta una textura cremosa y un aroma inimitable junto a las hierbas aromáticas.

4 verde olivia

Precalentamos el horno a 200 C con calor arriba y abajo. Colocamos las patatas en unafuente de horno y colocamos en cada patata una pequeña nuez de mantequilla, salpimentamos y horneamos durante unos 45-50 minutos o hasta que al pinchar con un cuchillo la patata está tierna. No deben quemarse, si esto ocurre, cubrelas con papel de aluminio.

Veréis que ricas quedan, la piel crujiente y la suavidad de su interior junto con el sabor de nuestro marinado es especial, como decía más arriba, una forma diferente de comer patatas que pueden servir para acompañar un plato principal o simplemente un aperitivo. Cualquier excusa es buena para disfrutar de estas patatas.

 ¡QUE APROVECHE!

Nuestros productos recomendados

Aceite de coco

Carragenato

Cáscara de Psyllium

Utensilios de madera

Batidora

Termómetro

Molde desmontable

Sartén

Visita el resto de nuestra tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba